Inicio/Correo/El tiempo/
www.amazonia.bo........ Es un Portal de información y promoción de la Amazonía boliviana......... www.amazonia.bo.......This is a Portal of a promotion and information over bolivian amazonia

NOTICIAS


La lengua tacana se muere en la Amazonía de La Paz

La lengua nativa tacana se muere en las comunidades indígenas del norte paceño, donde solamente los ancianos la hablan, pero no la transmiten a las demás generaciones, alertaron autoridades municipales y comunales, dispuestas a coadyuvar al proceso de recuperación de la identidad lingüística.

El alcalde de San Buenaventura, Adalid Carvajal (MAS), durante la visita a la comunidad de Buena Vista, donde entregó víveres donados por el Programa Mundial de Alimentos (PMA) a las familias damnificadas por las riadas, afirmó que en ese municipio “en ninguna de las comunidades se habla tacana, sólo los viejitos lo hacen. Se está perdiendo la esencia de ser”.

Señaló que los maestros rurales que trabajan en las comunidades indígenas del norte paceño, “hombres y mujeres, que son un ejemplo de la verdad y la enseñanza, deben inculcar a los alumnos a seguir aprendiendo su lengua”.

El artículo 5 de la nueva Constitución Política del Estado señala, en su inciso I, que son idiomas oficiales del Estado el castellano y todos los idiomas de las naciones y pueblos indígena originario campesinos, que son el aymara, araona, baure, bésiro, canichana, cavineño, cayubaba, chácobo, chimán, esse ejja, guaraní, guarasu’we, guarayu, itonama, leco, machajuyai-kallawaya, machineri, maropa, mojeño-trinitario, mojeño-ignaciano, moré, mosetén, movima, pacawara, puquina, quechua, sirionó, tacana, tapiete, toromona, uru-chipaya, weenhayek, yaminawa, yuki, yuracaré y zamuco.

Mientras que el inciso II del mismo artículo complementa: “El Gobierno plurinacional y los gobiernos departamentales deben utilizar al menos dos idiomas oficiales. Uno de ellos debe ser el castellano, y el otro se decidirá tomando en cuenta el uso, la conveniencia, las circunstancias, las necesidades y preferencias de la población en su totalidad o del territorio en cuestión. Los demás gobiernos autónomos deben utilizar los idiomas propios de su territorio, y uno de ellos debe ser el castellano.

Poquitos hablamos tacana

Vestido con polera y bermudas, Constantino Belluma, indígena tacana de 75 años, prefirió quedarse en su comunidad y conversar en tacana con los de su generación. Los habitantes que llegaron después no tienen el mismo privilegio.

“He tenido la suerte de trabajar con la Universidad Mayor de San Simón en un proyecto de recuperación de la lengua tacana, pero aquí (en la comunidad) somos poquitos los que la hablamos”, afirmó en castellano.

El trabajo al que se refirió fue la elaboración de un diccionario tacana, que recupera los saberes lingüísticos de los abuelos, pero que no se lo puso en la práctica ni de forma verbal, ni escrita, ni en las escuelas, ni en los núcleos familiares de las comunidades de la amazonia paceña.

La situación es distinta en el departamento del Beni, pues el municipio de Rurrenabaque adoptó desde hace seis años la enseñanza de la lengua tacana en las unidades educativas.

En Bolivia, 18 lenguas de las 36 que pertenecen a las naciones indígena originarias están en peligro de extinción. El Ministerio de Educación prepara un proyecto de ley para la creación del Instituto de Lenguas y Culturas, para recuperar, revitalizar y desarrollar las lenguas.

En América Latina, el 40% de las lenguas se encuentra en riesgo de desaparecer.

Oferta escolar hasta octavo

La Unidad Educativa Buena Vista de la comunidad del mismo nombre, ubicada a orillas del río Beni, a 11 kilómetros de la población de San Buenaventura, tiene una oferta escolar sólo hasta el octavo de primaria.

“Hay 67 alumnos en el colegio, ojalá logremos este año trabajar de alguna manera (con las autoridades locales) y consolidar el nivel medio y los niños no tengan que salir a San Buenaventura o Rurrenabaque”, dijo el corregidor, Nicolás Cartagena.

La autoridad comunal señaló que es un problema para las familias tener que enviar a sus hijos hasta San Buenaventura o Rurrenabaque, en Beni, al otro lado del río, para que continúen sus estudios, porque deben resolver primero el problema habitacional y, segundo, la elección de las personas que estarán a cargo de sus hijos.

Por lo general, las niñas ya no continúan sus estudios de nivel medio y se quedan en la comunidad, donde se convierten en madres a una prematura edad.

“Se fue la mitad de la comunidad por vergüenza”

El 1973, tras dar falsas predicciones, la mitad de la población de la comunidad de Buena Vista salió del lugar, por vergüenza. Las familias emigrantes se fueron a Riberalta y Rurrenabaque, según el testimonio de Constantino Belluma, tacana de la tercera edad.

“Cambió mucho de lo que era antes, cuando vivíamos dispersos, una casa aquí, otra más allá, éramos más de 78 familias, pero se dio una contradicción y aparecieron los evangelistas y aquí éramos la mayoría católicos, eso dividió a la comunidad”, relató Belluma a este medio.

Un día cualquiera los comunarios convertidos al evangelismo, según Belluma, “empezaron a decir que eran los mejores, que iba a venir el fin del mundo, y como no pasó nada, empezaron a vender sus pertenencias y se fueron, en 1973”.

“Quedamos pocos entonces, pero de a poco la comunidad se empezó a recuperar, ahora está creciendo nuevamente”, afirmó.

Sin embargo, el temor es latente, debido a los desbordes del río Beni, que provocó la pérdida de al menos 300 metros de territorio como consecuencia de los derrumbes, por lo que se planteó a la Alcaldía de San Buenaventura construir las aulas de la Unidad Educativa de Buena Vista al centro de la comunidad.

Para destacar

Lengua tacana: Agoniza en el norte paceño. En el Beni se la incentiva.

Generacional: La lengua tacana se quedó en la sapiencia de los mayores. Las nuevas generaciones no la hablan ni la entienden.

San Buenaventura: La Alcaldía analiza la forma de recuperar y reproducir la lengua.

En extinción: 18 lenguas de las 36 naciones reconocidas por la Constitución están en riesgo de desaparecer.

Educación: La oferta escolar para los tacana sólo llega al octavo de primaria, luego los niños deben emigrar para culminar sus estudios.

Mujeres: La mayoría no termina sus estudios escolares por falta de oportunidad.

Fuente:   Jimena Mercado Centellas-Cambio




© 2008 Amazonía Norte SRL - Todos los Derechos Reservados
Dirección: Wigberto Rivero Pinto